El primer exoesqueleto para niños fue creado por una española

Cada vez más prótesis y exoesqueletos le devuelven la capacidad de caminar por sí mismos a personas alrededor del mundo. Junto con ello, viene la promesa de recuperar la calidad de vida que alguna vez tuvieron.

Pero para 17 millones de niños que padecen enfermedades que afectan su capacidad para caminar, el uso de estos exoesqueletos no era viable… hasta ahora.

Elena García Armada, investigadora española del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC ) se propuso crear el primer exoesqueleto para
niños, y lo logró.

El funcionamiento de este robot terapéutico consiste en diversos sensores capaces de detectar el movimiento de articulaciones y músculos, que luego pueden ser imitados con gran precisión, gracias a un sistema de 5 motores en cada pierna.

Este aparato podrá ser usado por niños desde los 3 hasta los 14 años, evitando que pasen la mayoría del tiempo en una silla de ruedas.

Ya que la sintomatología de las enfermedades neurológicas degenerativas es tan compleja , por el momento este exoesqueleto sólo puede asistir a niños con atrofia muscular espinal. No obstante,  su creadora confía en que los desarrollos de su empresa Marsi Bionics, eventualmente puedan adaptarse a cualquier padecimiento.

Al igual que Elena, esperamos que la ciencia médica siga avanzando y que eventualmente ningún niño se quede sin caminar