Triciclo andador Ainker

Se trata de un triciclo diseñado para estilos de vida activos. Alinker es una nueva ayuda para la movilidad dirigida a personas con dificultades para caminar que quieren mantener un estilo de vida activo. Se trata de un diseño de la inventora de origen holandés Bárbara Alink, quien entrevistó a numerosas personas con discapacidad con el fin de conocer sus necesidades.

Alinker (‘www.thealinker.com’) es un triciclo sin pedales con el que el usuario puede caminar con seguridad, al estar sentado en su sillín y gracias al apoyo que le proporciona el manillar. De ese modo, se ejerce una presión menor en los miembros inferiores que estando de pie, lo que resulta de utilidad para personas que tengan problemas en esa parte del aparato locomotor. El objetivo es que puedan andar más tiempo y de forma más cómoda que con muletas o andadores, así como por superficies en las que tendrían más dificultades para hacerlo con estos últimos. Además, el triciclo diseñado por Alink está pensado para que la persona que lo utiliza se encuentre a una altura parecida a la que tendría si estuviera de pie, de modo que facilita la conversación si pasea con otras personas que vayan caminando.

Maxresdefault (1)
37a1ea55bfbe9a40b2f2033b63e654bc
32e8b6f5499c81d9594ef215fa0fc890
0f010d5222972675de79b71ffdd2e2b7
DISEÑO ATRACTIVO

La creadora de esta ayuda para la movilidad es una arquitecta y ebanista de origen holandés que reside actualmente en Canadá. La idea surgió cuando su madre le comentó que no le gustaban los ‘scooters’ y andadores para personas que tienen dificultades para caminar.

Por eso, Bárbara decidió que su ayuda para la movilidad tendría un diseño atractivo, “para que la gente se sintiera cómoda utilizándola”.
Para ello entrevistó a cientos de personas con discapacidad, con el fin de conocer sus necesidades y las dificultades que tenían para caminar. Especialmente recuerda el caso de una mujer que había perdido las piernas en un accidente de bicicleta, “pero quería seguir teniendo una vida activa y visitar museos, su actividad preferida”.

Para facilitar su uso, Alinker tiene una estructura ligera y se puede plegar con facilidad para llevarlo en el maletero del coche. Se fabrica además en varias medidas, para adaptarse a la estatura del usuario.